Lo bueno de morderse las uñas

Santi, 7 años - Genialidades

( 9 Votos )

Ya os dije yo que de pequeño tenía unas ideas de lo más geniales. Pues el otro día me acordaba yo del primer día que empecé a morderme las uñas. Supongo que todo venía porque siempre había visto a mi padre comérselas y me parecía de lo más normal.

La cuestión es que el primer día fue en el baño de casa de mis abuelos y salí yo todo orgulloso con mis uñas mordidas y les dije:

-Mira, ya no tendréis que cortarme más las uñas, ¡ya sé hacerlo yo solo!

Ay que cara se les quedó a los pobres... ¡menudo nieto con sus ideas!


¿Tienes más anécdotas graciosas de niñ@s? ¡No dudes en enviárnoslas clickando aquí!

Si quieres recibir nuevas gracietas cómodamente en tu e-mail, introduce tu dirección aquí:

Más anécdotas de niños

blog comments powered by Disqus

g-genialidades-icon.png

Graciosillos.com es una web desenfadada donde publicar anécdotas graciosas de tus seres más queridos, para compartirlas con otras personas como tú y arrancar unas sonrisas.

¿Qué es esto?

FacebookTwitterFeed

Fans en Facebook